Estrategia Económica ante el COVID-19 y la crisis económica en México.

Fecha de publicación: 15 de abril de 2020

En días pasados se dio a conocer el anuncio del presidente de México, para hacer frente a la crisis económica: endeudamiento cero adicional al planeado para este año, líneas de crédito a través de NAFIN a muy pequeñas empresas, aumentar los recursos para programas sociales, sin beneficios fiscales para las empresas, ni para los trabajadores y la firme postura de mantener las obras que ha anunciado desde el inicio de esta administración, así como la confirmación de mayor gasto corriente a PEMEX.

Al analizar el informe que el presidente López Obrador, no se puede dejar de lado la situación económica que actualmente se padece por el COVID-19. El Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre del 2020 fue en crecimiento negativo en un -2%, comparándolo con el último trimestre del año pasado. Diversas instituciones proyectan un fuerte decrecimiento de México, en donde se hace mención que para el segundo trimestre de este año la caída será peor, a la observada al primer trimestre. El freno económico podría seguirse dando por lo menos hasta mayo o junio, pues aún no se sabe el daño que sufrirá la economía mexicana. Y es que en el segundo trimestre que ha comenzado y de acuerdo con cifras oficiales por BANXICO e INEGI, el PIB caerá con base al primer trimestre, en un porcentaje que será no solo de dos dígitos, sino que se acerca peligrosamente a un crecimiento negativo del -20%. Uno de los factores clave que han alimentado esta situación es la caída del sector económico en Estado Unidos, así como la contracción de cuatro sectores claves para la economía en México, como lo son el sector turístico, automotriz, energético y el sector de la construcción.

 

El gobierno de México debe actuar rápido y minorizar los estragos que viviremos con políticas que protejan el empleo, el ingreso y el bienestar social, es decir, con una política fiscal, monetaria y crediticia contra cíclica que hasta el momento no se ha visto.

 

Las crisis de este tipo deben afrontarse con una política contra cíclica y no procíclica que tenderá a profundizar la crisis, más aún cuando como resultado de la parálisis de gran parte de la actividad económica la recaudación tributaria caerá, tanto en el ISR como en el IVA. Sin llegar a un endeudamiento público neto, utilizando las líneas de crédito de instituciones multilaterales como el FMI, Banco Mundial o el BID; una caída de ingresos obligaría a reducir aún más el gasto gubernamental, introduciendo mayor presión recesiva a la economía nacional.

 

De acuerdo con diversos grupos empresariales, el Gobierno Federal debe considerar que apoyar fiscalmente a las empresas mediante una postergación en el pago de impuestos y en las contribuciones patronales es la manera de apoyar el empleo y el ingreso de la clase trabajadora en el país. Asimismo, resalta lo mencionado por el investigador y profesor de tiempo completo del ITAM, el Dr. Issac Katz: “la recesión como la que vamos a experimentar significa, como sucedió en las recesiones pasadas de 1995 y del 2009, una caída del empleo formal, mayor informalidad laboral y mayor pobreza.”

 

Con la recesión que se experimentará en el mundo, y en el escenario más optimista, ésta podría durar entre cuatro a seis meses. La decisión de instrumentar aquí una política fiscal procíclica, a contracorriente de lo que se está haciendo en el resto del mundo, sólo acelerará y profundizará la caída del PIB y del empleo. Es tiempo aún de cambiar y establecer estrategias fiscales para que aminore el duro golpe que el sector privado está recibiendo.

Cordialmente,

Área de Precios de Transferencia

  • José Eduardo Sáenz – Transfer Pricing Senior
  • Ricardo Cutiño – Transfer Pricing Partner

Sede Querétaro

contacto@krestonbsg.com.mx 

Para más información, da click para ubicar a tu sede más cercana

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nuestro objetivo es generar una red de confianza con nuestros clientes para ser el apoyo en alcanzar objetivos empresariales. Somos una red de firmas con presencia en más de 125 países, expertos en ofrecer servicios de consultoría fiscal, auditoría, legal y contable a nivel nacional e internacional. Todo lo escrito en este espacio es para el beneficio de los lectores, sin embargo, para una aplicación correcta de temas específicos es necesario recurrir a nuestros especialistas. Para más información visita www.krestonbsg.com.mx

SUBIR
Kreston BSG